¿El Arca está lista?

on Lunedì, 08 Gennaio 2018. Posted in Spagnolo, Scritti di Orazio Valenti

El último encuentro que he tenido con Eugenio en astral, ha sido bajo un cielo plomizo nocturno. Sobre nosotros estaban dos inmensos transportadores de maderas para la construcción.

 

Le pregunto:

-. “¿Tienes que construir algo?”.

 

Me mira con rostro serio y con sus ojos que emitían una luz que alrededor nuestro no había. A mi mente llega una enorme arca, que pienso que no estaba hecha de madera, esa que “No conocerá las aguas”.

Está en preparación, y vuelvo a pensar en el otro encuentro en el que me dijo:

-. “¿Qué es lo que habéis hecho de las enseñanzas y de los consejos celestiales?”.

 

El Gran Amor donado por nuestros Hermanos Superiores, a través de Eugenio, ha sido traicionado por la mayoría, vejado por los gobernantes humanos, pero ha quedado grabado en el Alma terrestre, en el Fuego Solar y en el corazón de aquel que lo conoció.

¿Qué es lo que hemos hecho de esta Misericordia Divina?

 

Y ahora recorriendo por muchos lugares del Planeta Tierra y pienso en el Maestro Cristo en Jesús que dirige su mirada con la misma severidad diciendo:

-. “¡Yo os daré algo más que Misericordia!”.

 

De hecho veo que no hay ningún respeto por las Leyes del Padre, sino que más bien está la preponderante voluntad de construir una “Nueva Religión” (favorecida por luchas religiosas encostradas en Europa) que se impondrá junto a la flagrante colaboración entre el gobierno humano que quiere ser dominante, y los alienígenas (Que no son los Extraterrestres evolucionados, como ya en más ocasiones he aclarado).

 

Entre los principios de esta nueva religión, está la alfabetización financiera, a través de los “grandes” de la Tierra, los de la política económica, un Club de teatreros que hoy comen juntos y mañana se disparan los misiles por el efímero entendimiento global. Mientras tanto está la alerta terrorista, huracanes y tsunamis, migrantes, derretimiento de los polos, terremotos y volcanes cada vez más violentos, incendios y desertificaciones, genocidios de poblaciones enteras humanas, exterminio de poblaciones de animales, productos tóxicos esparcidos en la atmósfera, en las aguas, sobre las tierras... ¿y luego se juega con el argumento de que se pueden sanar los efectos?

Cómo evitar los cambios climáticos, ¿con el comercio?, ¿haciendo Nacionalismo y dando seguridad con las armas?, ¿con el dominio de la clase emprendedora sobre el mundo laboral? ¡¡Que horrendas palabras!!

Y se domina con la competición, que está contra el Principio Cósmico de la Unidad.

 

A pesar de todo el desastre psicofísico que circula, ¿dónde está la Verdad?

Es más, ya fue informado hace dos años, por algunos adictos a los trabajos, y ahora publicado sobre internet que: “Todo aquel que no se uniforme en referencia a todo lo que es considerado normal por la clase dominante, será etiquetado como enfermo mental”.

 

La humanidad ha hecho muchos avances en tecnología, usándola para sofisticar siempre más la Ley de Caín. La ciencia se está imponiendo con el concepto de la debida colaboración entre los robots y los seres humanos. La esencia del alma y espíritu en el hombre se ha vuelto una fantasía.

La pregunta, “¿Quién es el hombre?”, ya no se puede razonar, porque la inteligencia humana está agotándose frente al desastre de la locura inducida y por la inteligencia artificial a la cual ha rendido servidumbre.

Esta es la vigente realidad relativa que sustituye a la Realidad Absoluta.

 

Es muy extraño que con los nuevos descubrimientos arqueológicos, geológicos, astrofísicos, naturalistas, nos demos cuenta del diverso paradigma en el que deberíamos haber procedido en la evolución, pero aún más inconcebible es el hecho que lo contrastamos siempre más “para hacer lo que queramos”.

No hay un diablo más diablo que el hombre.

 

Las Leyes Universales son Las LEYES, de otro modo se sucumbe, como cuando en una célula de nuestro cuerpo se vuelve cancerígena: o la extirpas o sucumbes.

Las experiencias y las culturas de todo pueblo, desgraciadamente, no han caminado “juntas”, no han obedecido a las Leyes del verdadero hombre.

Si las almas no fuesen dinamitadas por músicas, ideales, florituras artísticas, de carácter sentimental precisamente bajo, podrían elevarse hacia el espíritu.

Pero todas las luchas fraticidas han prevalecido, y el hombre debe hacer sus experiencias en “El Libre Albedrío”, que hoy se ha vuelto solo libertinaje, entonces no hay nada que hacer. Es en este fango que han donado sus sangres los Hijos Celestiales de un Amor todavía demasiado lejano.

 

Hasta hoy ha sido así y es siempre más difícil quitar costras, desaprender cuanto nos ha sido inculcado en el alma, por quien nos ha gobernado en los niveles económicos, políticos, religiosos, filosóficos, publicitarios, y por aquellas que se han vuelto cada vez más las multinacionales de los intereses comerciales. Las víctimas más sacrificadas son los jóvenes, para muchos de los cuales no existe ya la familia de antes ni la futura, ni las relaciones sociales fraternales, ni el placer de estudiar y conocer las reglas naturales de la vida.

Muchos son los que dicen: “¡Hago lo que me place!”, y no se les puede explicar que “naturalmente” no es posible, dado que quien los gobierna les ha dado el ejemplo de hacer lo que se quiera, con la máxima sutileza y engaño, por tanto: O haces como ellos, en competición, o “estás fuera”.

Ahí está, este es el laberinto infernal en el que esta humanidad se ha crucificado. ¿Por qué? porque desde hace un centenar de años, esta humanidad ha elegido siempre más dejarse anestesiar y arrastrar contra el Camino y Sus Leyes.

Aunque la nueva religión, para la mayoría, ha logrado anular los textos sagrados de la verdadera historia humana, yo recuerdo a quien todavía usa la inteligencia, que el Padre es Justo, antes que Bueno, y Su metodología está repetida también en los Evangelios, porque el Cristo vino a “completar la Ley”, no a “cambiarla”.

Veamos solo unos pocos pasajes de los Evangelios:

Predicación del Bautista:

Raza de víboras, ¿quién os ha enseñado a salvaros de la ira que está por venir?... Ya el hacha está a los pies de las raíces de los árboles...” Mateo 5/18 “Hasta que el Cielo y la Tierra no pasen no desaparecerá de la Ley ni tan siquiera una jota ni un ápice, hasta que todo no se haya cumplido”. 5/21. “No matéis. Porque quien habrá matado será condenado en juicio”.

Y ya sabemos que hay muchos modos de matar.

 

6/33 “Buscad antes que todo el Reino de Dios y su Justicia”.

23/27 “Hay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas...”

10/38 “Quien no toma su cruz y no me sigue, no es digno de mi”.

39 “Quién tiene protegerá su vida, la perderá; y a quién habrá perdido su vida por mi causa, la tendrá”.

Marcos 11/26 “Pero, si no perdonáis, Vuestro Padre que está en los cielos no os perdonará vuestros fallos.

Lucas 21/23 “¡Hay de las embarazadas, y de los que lactarán en aquellos días!”.

13/19 “Es por ello que en aquellos días habrá aflicción, tal como nunca la hubo desde el principio de la creación de las cosas que Dios ha creado, hasta hoy; y que ya nunca más habrá”.

 

Cuando Jesús llama al apóstol, le dice (Lucas 9/6) “Deja que los muertos entierren a los muertos, tú sígueme”, se refiere a que quien elige de ser muerto en el espíritu, no existe ulterior misericordia.

La religiones, tal como las han hecho los hombres, es verdad, son el opio de los pueblos, vueltos débiles y sometidos por este engaño, pero la espiritualidad es otra cosa, no es adoración hacia los falsos maestros o “santidades”.

El Padre tiene Sus Leyes, no las inventadas por los hombres corruptos por la fuerza de la desviación.

Es verdad que la humanidad, todo hombre, tiene necesidad de su tiempo pero también se puede ser capaces, intuitivos, guiados por el Sentido Superior ya sea sobre el plano práctico que sobre aquel del empuje evolutivo superior.

 

Mateo 7/21 “No cualquiera que diga: “¡Señor, Señor!, entrará en el reino de los cielos, sino aquel que hace la voluntad de Mi Padre”.

16/27 “El Hijo del hombre vendrá con la gloria del Padre Suyo con Sus ángeles, y entonces rendirá a cada uno según sus obras”.

Que permanecen y no son anuladas; lo que quiere decir... acciones, no oraciones.

He aquí el sentido de la Justicia Superior, contra los embrollones políticos, demonios del peor infierno, que gobiernan para sus propios intereses, de legislar pisoteando las Leyes Universales. Realmente no queremos saber nada del Cristo y del Padre Creador y Juez.

El Cristo vino a completar las Leyes del Padre para darnos la posibilidad, realizando la Ley del Amor fraternal, de redimirnos.

Al Padre que dicta Leyes desde la noche de los tiempos, este hombre le dice: “No, no nos gustan, queremos instaurar las nuestras”.

 

Hemos transformado y anulado pasajes de la Biblia, pasajes de los Evangelio, ¿por qué?

No nos interesa releer que, desde la decisión de crucificar al Cristo, el pueblo Hebreo declaró: “¡Su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos!” (Mateo 27.23).

No nos gusta la frase de la única oración que nos enseñada por Cristo dirigida al Padre: “No nos induzcas en la tentación” Mateo 6/13, Lucas 11/4.

 

Os pondré a prueba hasta que os convenzáis de mi derecho de ser amado según la Ley de la Verdad que es Luz de Justicia, de Paz y de fraterno Bien Universal. Os tentaré y os consumiré en el dolor hasta el día que estaréis a mi lado, purificados y conscientes de ser parte de mi mismo. Os reprenderé con mí Justicia, para que sepáis que os amo y que quiero vivir en vosotros en alegría de la carne y de espíritu.

Cuando vosotros sufrís también yo sufro y espero ver la luz de vuestros ojos sumergida en el aura de mi eterna felicidad. Mi tiempo es la eternidad; ¡vosotros sois eternos! ¡No podéis morir, ni si quiera si lo deseáis; ¡he aquí que un día u otro os convenceréis!”.

 

Queremos tergiversar sobre Job que fue probado por satanás por voluntad de Dios, y nosotros queremos imponer a Dios que sea misericordioso y que no nos pueda probar.

¿Nos olvidamos con nuestra presunción de que somos nada frente a la Armonía del Cosmos, dirigida por equilibrios de energía para nosotros desconocidas? He aquí quien es Dios.

 

De los discursos del Primer Padre Yahvé a Job:

¿Dónde estabas tú cuando yo instauraba los pilares de la Tierra? ¡Dilo, si tienes tanta inteligencia!

¿Quién ha fijado sus dimensiones? 12 ¿Desde que tú vives has alguna vez ordenado al amanecer o asignado el puesto al amanecer?, 13 ¿por qué este abraza los limites de la Tierra y golpea a los malvados? 16 ¿Has alcanzado alguna vez los manantiales del mar y has paseado por el fondo del abismo? 17 ¿Te han sido reveladas las puertas de la muerte y has visto las puertas de la sombra funeral?

¡Responde, si tú conoces todo esto!

¿Por cual camino se va donde habita la Luz y donde tienen morada las tinieblas...?

¿Anudaste tú quizá los lazos de las Pléyades, o deshiciste tú los vínculos de Orión?

21 Mira de no dirigirte hacia la iniquidad, prefiriendo la injusticia a la aflicción”.

40.2 “¿El adversario del Omnipotente aún querrá luchar?”.

28/28 “El Temor a Dios es Sabiduría y el huir del mal es Inteligencia”.

 

Es hora de cuadrar las cuentas, nosotros, antes de que lo haga el Padre, ¡precisamente para que lo sepamos!

El alma es pasión y memoria, pero si el espíritu no la guía, se pierde en el caos, en la posesión de otras voluntades. Tiene la memoria que el tiempo no existe, y experimenta, adquiere, mientras este hombre se ha encarcelado dentro de un laberinto de una querida soledad siempre más triste.

 

Dijo el poeta: “Todo hombre está solo en el corazón de la Tierra, y he aquí que de repente se hace de noche”.

Y de esto no nos libra la frase: “No estamos solos en el Universo”, porque debemos darnos cuenta de ello y vivir en consecuencia.

Ni tan siquiera el concepto de que “Dios está con nosotros”, ¡porque debemos realizarlo!

Estamos oscuramente solos, sumergidos en la vida atada a un trabajo, a un poder, a un edificio, donde la mayor parte nace y muere, y a las diversiones más desenfrenadas con consigna de distracciones, del sexo drogado.

Estamos solos, pensando solo en emplearnos en el trabajo que nos enriquece y que nos ofrece el pan para sobrevivir.

Tan angustiosamente solos que se nada en el dinero y se busca defenderlo.

Y aunque, paseando sobre las riveras de una playa, o recorriendo los senderos de una montaña, extasiados por un atardecer, conversando con amigos que comparten nuestro pensamiento, acurrucados en las columnas de los tiempos filosóficos o religiosos, incluso si nuestra alma espiritual siente el llamado de la libertad, aún así es prisionera, ahogada por la impelente necesidad de volver bajo el yugo pesante del “SISTEMA”.

¿Qué es la LIBERTAD?

 

Es verdad que la humanidad por un lado y el hombre por otro, son libres de elegir sus destinos, no hay nada que hacer, y mucho menos que imponer (así como han hecho los “Señores” del Espacio). “Dios ofrece, no impone” decía Eugenio.

Como también decía Bruno: “He luchado mucho, pero vencer (redimir), está en las manos del destino, y cada uno elije su propio destino y su tiempo”.

 

Ha sido con la obra de Eugenio que la Misericordia de la Consolación se ha transformado en necesidad de Justicia.

Ha sido su Voluntad del Padre que con sus últimas revelaciones ha cuadrado las sumas, porque el hombre terrestre ha perseverado en el rechazo.

Ha repetido que la Justicia está en las manos del Maestro Jesús, que está operando en los Cielos en espera de la Orden del Padre.

En el tiempo han vencido siempre los más destructores, los deformadores de la realidad, los desviadores, los manipuladores de las Leyes Naturales, creyendo de poder dominar la humanidad y la Naturaleza. Hemos construido siempre más armas, resbalando en un abismo de estiércol, y de este fango no hemos nunca logrado salir.

Nada donde agarrarse ni tampoco un ancla para el puerto.

 

De vez en cuando a algunos le ha llegado la idea: “¿pero qué estamos haciendo?”, pero han sido marginados, echados fuera. Y hemos quedado cada vez menos, tanto como para volverse víctimas inconscientes. El extrapoder (poder excesivo) hoy nos ha llevado hacia la aniquilación de la inteligencia del discernimiento. ¿Qué hacer contra esto? ¿Cómo poder repetir aún que era necesario sanar las causas?

Hoy hablar de sanar las causas se ha vuelto una utopía de soñadores...

Si todo está envenenado, ¿cómo podemos hablar de “biológicos”?

Si las mentes están alocadas, ¿cómo podemos hablar de hospitales psiquiátricos, cuando no sabemos ni tan siquiera lo que es la Psique?

Si todo es guerra, todo está dominado por el dinero, ¿cómo es posible pensar en el amor fraternal?

 

Debemos por lo tanto constatar, a pesar de nuestras esperanzas, que forcejeamos en las ilusiones, alejadas de los reiterados consejos de los Enviados Celestiales.

Estamos colgados inútilmente en estos sueños mortales para el espíritu, que van hacia un destino sin retorno, cayendo en el vacío sin darnos cuenta de ello.

¿Qué queremos salvar si estamos en el fondo del saco y hacemos como los avestruces que no quieren verlo?

Lo que había sido profetizado se ha verificado y se está inexorablemente verificando.

Las Fuerzas de la Naturaleza, que se llaman ZIGOS, están reaccionando por amor y salvación del Planeta, rechazando todo cuando el hombre ha construido, y su falso bienestar, su ciencia sin conciencia y tecnología, demostrando que aquello que el hombre ha edificado y ensalzado como “ley”, no existe, es contra-natura, y es eliminado.

Y esto está ocurriendo y, sin posibilidades de desmentirlo, está a punto de concluir.

¿Alguno aún no sabe qué es lo que se debería hacer?

Lo necesario para todos y lo superfluo para nadie”.

¿Oligarcas y muertos de hambre?

Lucas 18/22 “Vende todo lo que tienes, y distribúyelo entre los pobres, y tendrás un tesoro en el Cielo; luego ven y sígueme”. ¡En lugar de explotar a los pobres que ayudan a los pobres!

 

Ama a tú prójimo como a ti mismo”, que es el hombre, los animales, los vegetales, los minerales, el Planeta, el Universo donde Todo es Uno.

 

No matar”. “No robar”. La Ley de la reencarnación. Nada pertenece.

La “Ley de las Causas y de los Efectos” no puede ser violada por vuestro libre albedrío. “El macho no haga de hembra y la hembra no haga de macho”.

La más alta conquista ascética es la conciencia de la Fraternidad Universal, del todo uno con la Esencia de la Creación.

Todo aquel que sigue los principios del Padre, y de ello da ejemplo, es Su sacerdote”.

Solo si tenemos el alma limpia será posible acceder al ARCA de la evolución, de otro modo están muy abiertas las puertas del “Repite la experiencia hijito, porque no has aprendido aún”.

 

Orazio Valenti

Lascia un commento

Please login to leave a comment. Login opzionale sotto.